Antienvejecimiento

Microdenervación selectiva con suero miorelajante: Bótox

El Bótox (Vistabel® Lab. Allergan) es el nombre comercial de la Toxina Botulínica. En nuestro país su uso con fines cosméticos está autorizado por el Ministerio de Sanidad. Desde principios de la década de los 70 comenzó a utilizarse para tratar el estrabismo y su uso en oftalmología permitió descubrir un efecto secundario inesperado: la toxina relajaba también los músculos de la frente, evitando así la formación de arrugas.

El Bótox es una molécula que produce una paresia (paralización suave) de los músculos de la cara responsables de las arrugas de expresión de entrecejo, frente, patas de gallo y arrugas peribucales. Al relajar suavemente los músculos, se produce un borrado de las arrugas que dura aproximadamente 6 meses. Transcurrido este tiempo, si el paciente lo desea puede volver a aplicarse el medicamento. Este tratamiento no mejora las arrugas en reposo ni las debidas al daño cutáneo producido por el sol.

Pueden repetirse los tratamientos cuantas veces deseé el paciente, si bien los estudios clínicos indican que el intervalo entre los tratamientos cada vez es mayor conforme pasa el tiempo, de tal forma que se requieren inyecciones con menos frecuencia. La duración del efecto puede variar según el paciente y en personas de más de 65 años pueden ser menos efectivas que en pacientes más jóvenes.

Utilizando unas agujas muy finas, se inyectan cantidades muy pequeñas, en zonas muy precisas de la cara. No es necesaria anestesia local. Tras la infiltración, sus efectos se perciben en 4 u 8 días, momento en que el facultativo realizara una visita de control.

Una vez inyectado el Bótox el paciente puede retornar al trabajo o a cualquier compromiso social de forma inmediata.

A las dosis que se utiliza el Bótox para las arrugas, los efectos secundarios son mínimos. El más común es la aparición de una ligera contusión en el punto de inyección, que desaparece espontáneamente en pocos días y que puede taparse con maquillaje.

Antes de la aplicación de bótox

Después de la aplicación de bótox

UN SUAVE EFECTO LIFTING

El “bótox” puede usarse como revitalizador facial si se inyecta de forma concreta y en cantidades infinitesimales en diversos puntos del rostro, consiguiendo así elevar la musculatura por un corto periodo de tiempo, que suele durar aproximadamente una semana.

Éste es un tratamiento perfecto para ocasiones especiales en las que se quiera dar un aspecto más descansado y relajado a la expresión.

Relleno de arrugas

Con los años los tejidos pierden volumen y elasticidad y los rasgos faciales se van aplanando, las arrugas y los surcos dan un aspecto cansado y triste a su expresión. Mediante el relleno de estas arrugas, surcos o simplemente de los volúmenes perdidos es posible suavizar las líneas de expresión y las arrugas.

El tratamiento se realiza mediante una simple inyección debajo de la superficie de la piel, obteniéndose una mejoría inmediata. La duración del procedimiento es de, aproximadamente, media hora y es tan discreto que permite la reincorporación inmediata a la actividad laboral y social.


Efecto producido con la aplicación de ácido hialurónico

EL ÁCIDO HIALURÓNICO (SURGIDERM®) se ha impuesto como la molécula de elección para el relleno de todo tipo de arrugas. Esta sustancia está presente de manera natural en la dermis, manteniendo la hidratación de los tejidos. Con el tiempo se va reabsorbiendo y su pérdida es la responsable, en gran medida, de la disminución de elasticidad de la piel y de la formación de arrugas. Las Inyecciones de Ácido Hialurónico constituyen una aportación sustitutiva del ácido hialurónico natural que desaparece progresivamente con la edad.

Su aplicación está especialmente indicada para el relleno de arrugas frontales y del entrecejo, sienes, patas de gallo, surco nasogeniano, labios.

Los resultados se aprecian de inmediato, mejorando en las siguientes semanas debido al efecto reestructurante que el ácido hialurónico posee sobre de los tejidos. En una segunda sesión transcurridas 2 o 3 semanas, un retoque si fuera necesario, optimizará el efecto que se mantendrá entre 6 meses y un año. La gran ventaja de este producto es que el relleno de la arruga se consigue en gran parte por la formación de colágeno propio, estimulado por el ácido hialurónico y no sólo por el efecto directo del producto inyectado.

EL AC.HIALURÓNICO también se puede inyectar como revitalizante cutáneo mediante la técnica denominada MESOLIFTING (SURGILIFT®) en forma de pequeñas inyecciones en la dermis superficial solo o unido a sustancias nutrientes. Este procedimiento además de compensar la perdida endógena de AH rellenando la matriz extracelular, mejora la hidratación y elasticidad cutánea y hace desaparecer la arruga fina.


Antes de la aplicación de ácido hialurónico


Después de la aplicación de ácido hialurónico