Glaucoma

¿Qué es el glaucoma?

El Glaucoma es una enfermedad crónica y silenciosa caracterizada por una pérdida progresiva e irrecuperable de fibras nerviosas del Nervio Óptico causado por la elevación de la presión intraocular. Si no se controla va destruyendo el Nervio Óptico con la consiguiente pérdida del campo de visión.

Se trata de una enfermedad muy frecuente. Puede llegar a padecerla casi el 3% de la población mayor de 40 años y su frecuencia va aumentando con la edad. Es una de las primeras causas de ceguera en el mundo occidental.

La presión intraocular (PIO) es la fuerza que ejerce el humor acuoso (líquido interior del ojo) sobre las paredes de éste. La PIO es un dato que se recoge fácilmente con una sencilla exploración oftalmológica. Los valores de la PIO tienen poco o nada que ver con las cifras de tensión arterial sistémica y se consideran estadísticamente normales si están por debajo de 20-22 mmHg.

La presión intraocular elevada ataca el nervio óptico, provocando su deterioro.

    

Efectos visuales que causa el glaucoma.

FACTORES DE RIESGO

  • Antecedentes familiares de Glaucoma o Diabetes.
  • Antecedentes de traumatismos oculares.
  • Miopes o hipermetropes altos.
  • Hipertensión Arterial.
  • Tratamientos prolongados con antidepresivos o esteroides.
  • Afecta a personas mayores de 40 años por eso conviene efectuar revisiones cada año a partir de esta edad.

CÓMO SE DIAGNOSTICA

  • Medida de la presión intraocular.
  • Estudio del fondo del ojo y del nervio óptico.
  • Campimetría Computerizada para la valoración del campo visual.
  • Medida del espesor de las capas nerviosas mediante OCT.
  • Valoración del ángulo de drenaje.

CÓMO SE TRATA

  • TRATAMIENTO MÉDICO: La forma más frecuente de tratar el Glaucoma consiste en la aplicación de colirios antihipertensivos.
  • TRATAMIENTO CON LÁSER: Si el tratamiento anterior no ha funcionado, se puede utilizar el láser (iridotomías y trabeculoplastias) para facilitar la salida del líquido ocular.
  • CIRUGÍA: Crear una ventana para facilitar la salida del líquido intraocular, Trabeculotomías o Implante de una Válvula de Drenaje.
  • LA PREVENCIÓN ES EL MEJOR TRATAMIENTO. En el glaucoma es fundamental un diagnóstico precoz. Detectar a tiempo la enfermedad es fundamental para preservar la capacidad visual. Visitar al oftalmólogo una vez al año si tenemos más de 40 y sobre todo, si en nuestra familia ha habido casos de glaucoma nos puede salvar la vista.