Vista cansada

La presbicia es la principal anomalía visual que afecta a la población española mayor de 40 años.

Hasta ahora, las personas con vista cansada debían recurrir a las gafas bifocales o progresivas, o a lentillas multifocales para solventar esta anomalía visual, pero no dejaban de ser soluciones que disminuían la calidad de vida. Actualmente las lentes intraoculares ofrecen una solución más óptima y de calidad.

¿Qué es la presbicia o vista cansada?

El ojo normal, en reposo, está adaptado para la visión lejana. Cuando se requiere la visión de objetos próximos, un libro, la pantalla del móvil, la carta de un restaurante, etc., el ojo debe cambiar de foco realizando un esfuerzo al que llamamos acomodación. Este esfuerzo de acomodación lo realiza el cristalino, como hace el zoom de una cámara.

Con el paso de los años el cristalino va perdiendo su elasticidad, y con ello su capacidad de acomodación, lo que provoca, inevitablemente, la presbicia o vista cansada, es decir la imposibilidad de ver nítido de cerca.

Esta elasticidad no se pierde de “golpe”, sino que se va reduciendo progresivamente a partir de los 40 – 45 años y durante unos 10 años, hasta perderse totalmente.

La vista cansada tiene solución mediante El tratamiento con lente intraocular, que consiste en extraer el cristalino, que ya ha perdido o está perdiendo su capacidad para enfocar de cerca, y sustituirlo por una lente intraocular multifocal, que hace la función de cristalino artificial. Este lente, gracias a lo que se denomina pseudoacomodación (ofrece 3 planos de enfoque fijos: lejano, media distancia y distancia próxima, siendo el cerebro el que elije el enfoque más adecuado para cada situación), garantiza a los pacientes un rango de visión completo, desde leer un libro, hasta conducir, todo sin necesidad de gafas.

Con estas técnicas pretendemos eliminar la dependencia de las gafas y lentillas, es decir, no requerir de su uso para la visión lejana, y poder alcanzar un grado de visión próxima adecuado para la vida cotidiana.

Este tratamiento es ambulatorio y el tiempo de recuperación es rápido.

Visión con presbicia o vista cansada, imposible enfocar los objetos de cerca.

Visión después del implante de una lente intraocular, se pueden ver nítidos los objetos de cerca.